FANDOM


La Carta Orgánica también llamada coloquialmente Carta de la Esperanza, es un manuscrito confeccionado en las vísperas de Año Nuevo por un grupo de disidentes del régimen tiránico de la Época Oscura, antes de la Magnífica Revolución.

La existencia de dicha carta fue anunciada el 04 de Enero de 2018 y luego fue ratificada tras unas modificaciones el 08 de Enero de 2018.

La Carta

Los miembros disidentes y tras tomar las armas de la libertad al participar en la Magnífica Revolución, reunidos en los lindes australes del antiguo territorio de Lulzsovia, en la Ciudad Neutral de Linn Laheb, ubicada en las coordenadas 003-001 del Planeta Imperial. Los remanentes de Imperio, exiliados de la Antigua Confederación,miembros independientes y los renacidos legionarios de la Legión del Dragón presumen en el manifiesto tratado estas verdades evidentes:

  • Artículo Primero: La libertad de cada uno de las tres partes que conforman este tratado de conservar su identidad como estimen conveniente.
  • Artículo Segundo: El Vínculo mantenido por las comunidades firmantes estará plasmado en el grupo que sea ratificado como principal, éste será la fuente del Propio Lore.
  • Artículo Tercero: No existirán discriminaciones arbitrarias entre clanes o comunidades, a la vez no existirá un juego capital bajo ningún precepto.
  • Artículo Cuarto: Se buscará estar en el pináculo de la innovación, pensando siempre en pos del futuro, para que la unión no caiga en el olvido.
  • Artículo Quinto: La vigencia del presente documento está sujeto a la voluntad de cada una de las partes
  • Artículo Seis: La hermandad es un crisol unido por múltiples participantes, es deber sublime la asistencia inmediata y exhaustiva de un miembro que esté pasando por grandes dificultades, es tarea de las partes que no estén afectadas dar una solución a los afectado, siempre contando con su aprobación.
  • Artículo Siete: La concentración de potestades y responsabilidades trae consigo el debilitamiento de las estructuras propuestas como de los hombres encargados de aquel menester, es de vital importancia que las responsabilidades no limiten a la persona en su quehacer diario ni sus atribuciones sean las suficientes para caer en propia tiranía.